Disertación filosófica: ¿Cuál es la concepción de la belleza en la sociedad actual?. AUTOR: ANA ALUM

A lo largo de la historia del ser humano el canon de belleza ha variado de manera radical. En la antigüedad cada región tenía su propia cultura considerándose belleza rituales lo que en otras regiones no tenían ningún significado. Pero, ¿Qué es lo que ahora se considera belleza? ¿Es igual en cada persona? ¿Y en todo el mundo? En esta disertación voy a defender como el concepto de belleza actual está totalmente distorsionado, que solo se centra en belleza estética y superficial, y que hay numerosos factores que pienso que son los que influyen al individuo para discernir lo que es bello y lo que no.

Por una parte, considero que para apoyar mi opinión debo analizar la sociedad occidental en su contexto social histórico y religioso.

Actualmente nos encontramos en una era donde se exige mucho, hay una gran presión social que te hace trabajar para ser el mejor en todo los aspectos de tu vida. Por ello existe una rivalidad donde el más inteligente, el que más idiomas hable, la que se saque las mejores fotos, es el que se llevará el mejor puesto de trabajo o la que conseguirá más followers en sus redes sociales, de las que se puede sacar un beneficio económico. Al fin y al cabo, ahora lo que mueve el mundo es el dinero ya que la sociedad cree que con una estabilidad económica las personas alcanzarán la felicidad plena. En resumen, yo la definiría como la sociedad del materialismo.

Y de aquí me pregunto, ¿afecta esto en su concepción de la belleza? Yo opino que claramente sí. Si en todo momento estás pensando en los aspectos superficiales de la vida: dinero, ropa, maquillaje, coches, móviles… ¿De verdad nos damos cuenta de lo que hay bello en el interior, es decir, la belleza espiritual? Por ejemplo, una mujer bella en la sociedad actual es delgada, con un buen tipo, pestañas largas, pómulos definidos y no la que tiene un buen corazón, es amable…

Pero profundizando un poco más, considero que también buscamos poco esta belleza espiritual, no hacemos el mínimo esfuerzo para descubrir lo que hay bello en determinadas situaciones de la vida. ¿Tiene una belleza oculta la enfermedad? Aunque en ocasiones cueste encontrarla, sí tiene una parte bella. Esto está íntimamente relacionado con la felicidad. Platón dice si hay algo por lo que vale la pena vivir es por contemplar la belleza (Platón, 385Ac). La búsqueda y el encuentro con la verdadera belleza nos hacen felices. Las personas que solo encuentran la belleza exterior o superficial carecen de felicidad y, aunque crean que lo son plenamente les falta algo para llenar ese vacío, algo que es la belleza interior o espiritual; que puede llegar hasta lo más bello que existe en este mundo y que con su descubrimiento, el hombre ya puede gozar de una felicidad plena, eso es Dios.

En mi opinión creo que la sociedad actual no considera a la figura de Dios como bella ya que aunque se consideren religiosos, no le tienen en el centro de su vida. Un ejemplo es que, según unos estudios realizados por CIS, en la religión católica hay 1254 millones de personas que se consideran católicas, lo que supone un 17.7% de la población mundial pero tan solo un 1,8% de todos los católicos viven su fe con compromiso. (CIS, 2006) 

Por otra parte considero que hay dos principales factores que influyen al individuo para considerar la belleza una cosa u otra; la época en la que se vive y dónde la vives.

En primer lugar creo que es absolutamente influyente la época de la vida en la que vivas. Por ejemplo hace 40 años el desarrollo de la tecnología era muy escaso y no existían plataformas digitales donde compartir las fotos, también era normal tan solo tener un par de zapatos de calidad que los usabas para todo. Ahora hay infinidad de plataformas y la comunicación es instantánea. Tenemos 5 pares de zapatos como mínimo. Con esto quiero decir que la humanidad avanza y las tradiciones y maneras de ver las cosas cambian, y no solo en largos periodos de tiempo, obviamente no es lo mismo nacer en la época de los romanos que en los años 60, también en periodos más cortos de 30 o 40 años. Considero que tu concepción de la belleza se va a ver altamente influida por el entorno que te rodea. Un ejemplo es en la actualidad con las redes sociales; tomemos como referencia a Instagram, en esta plataforma las personas publican stories o posts siguiendo un mismo concepto de belleza, es decir, en Instagram lo bello es posar en las islas del Caribe con tu bikini de marca que se vea el tipo tan bueno que tienes, y así son la gran mayoría de fotos de las adolescentes, que imitan a la figura del influencer que es el que decide qué es belleza en la red social, aunque todo sea una apariencia. Hace 40 años no existía esta influencia por lo que no lo consideraban bello.

El segundo factor es dónde vivas: la cultura es esencial para la conceptualización de la belleza. Por ejemplo, en el siglo X un japonés llamado Makura no Soshi escribió un libro llamado Sel Shonagon donde dice: “Todos los pequeños son bonitos” Esto ha permanecido en la cultura japonesa hasta hoy y se sigue considerando belleza lo pequeño, tanto en personas como en objetos, por ello son muy detallistas (Kobayashi, 2016). En cada cultura hay distintas concepciones de belleza. Aquí se incluye la religión: una persona que cree en Dios considera que todo lo que proviene de él es bello.

En conclusión, la concepción de belleza en la sociedad actual es lo que solo se puede alcanzar con la vista y no con la mente, es decir, se centran mínimamente en encontrar la belleza exterior. A mi juicio si las personas profundizasen y encontraran la belleza interior, llegarían a la felicidad plena. Además cuándo y dónde vivas, te afecta directamente a tu concepción de la belleza como individuo. Para mí la belleza es la verdad, la justicia, la paz, amar a alguien incondicionalmente, es la naturaleza, es la vida. Y ¿para ti? ¿Alguna vez te has preguntado cuál es tu concepción de belleza?

Bibliografía

CIS, 2006. ¿Cuantas personas van a Misa?. [En línea]
Available at: https://www.diagonalperiodico.net/la-plaza/cartas/cuantas-personas-van-misa.html

Kobayashi, L., 2016. Las palabras Japonesas vinculadas a la belleza. [En línea]
Available at: https://cooljapan,es/

Platón, 385Ac. El Banquete. Grecia: s.n.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s