Cuéntame una historia #40: el placer de ser eterno

Mi nombre es Ángel tengo 64 años y soy de Alemania , pasé la mayor parte de mi vida ahí , hasta que me trasladaron aquí , al centro psiquiátrico de cien pozuelos, tras 23 años que llevo encerrado os podría decir que el que esté aquí es algo totalmente justo , he aprendido que no se puede confiar en gente a la que solo le importa su bienestar y no el de los demás , sin embargo la culpa fue totalmente mía , fui yo el que accedí a que esa persona entrase en mi vida. A estas alturas de mi aislamiento me encuentro totalmente cuerdo, esto os lo digo para que no paréis de leer o penséis que esto es únicamente fruto de una mente sin cordura, al contrario el haber vivido la ausencia de esta , me ha hecho ser consciente de cuando la tengo. 

Como he dicho antes , vivía en Alemania ,estoy hablando del año 2051 aproximadamente, caminábamos por el parque mi esposa Elisa mi hija Rebeca y yo tras llevar andando unos 10 minutos Elisa encontró una Senda de árboles espectacular le encantaban las flores decidió acercarse y coger una,desgraciadamente un ciclista que iba de paso arrolló a Elisa por el camino dejándola totalmente inconsciente minutos después la policía ambulancias inspectores estaban allí .

Al poco rato Elisa se encontraba en el hospital ingresada por haber entrado en coma ,el doctor nos anunció que era muy difícil que Elisa recuperase su estado anterior y que era prácticamente imposible qué despertase. Tras un par de meses yendo a visitarla todos los días junto a mi hija apareció de imprevisto un hombre qué decía ser médico experto en Neurología : Buenos días Ángel , puede sonar algo extraño , pero llevo observándole más de una semana junto a mi equipo y creo que es su día de suerte , lamento comunicarle que es cuestión de semanas que su esposa entre en coma indefinido , sin embargo existe una manera de que ella no muera y que vuelva cobrar vida pero de un modo diferente , mediante este transmisor que tengo aquí usted sería capaz de escuchar todo lo que Elisa piensa y una de las cosas más maravillosas de este artefacto es que Elisa estaría en su mente , es decir ella sentiría todo lo que usted siente hasta llegar al punto de que si su hija le da un beso , Elisa también lo sentiría , ¿no eso lo que más desearía su esposa?, es algo que no es fácil de responder ,lo sé , sin embargo la firma del contrato sería en menos de tres días así que aunque sea su decisión , tendrá que acelerar el proceso . Pasaron dos días , yo me encontraba en mi casa junto a mi hija cuando de pronto aparecieron el doctor junto a su ayudante con el contrato en la mano , sin duda alguna noté que era la única oportunidad que se nos iba a presentar para que yo y mi esposa permaneciésemos juntos el resto de nuestras vidas, por lo que accedí . Me montaron en su coche y nos llevaron a una clínica en la cual extrajeron su conciencia y me la indujeron , fue un momento mágico , volví a escuchar su voz, notaba que ella me decía , gracias sin embargo yo no sentía que tuviese ningún tipo de deuda conmigo ya que notaba que yo también lo necesitaba. Pasaron días en los cuales todo parecía ir como la seda, notábamos que volvíamos a ser la familia que éramos antes, ella me decía lo que yo hacía mal y nos complementábamos , mejor dicho , ella me complementaba a mí  ya que en realidad ella no existía , era únicamente su conciencia lo que yo tenía dentro de mí , como he dicho antes todo iba bien hasta que comenzaron las peleas , mi hija Rebecca tenía 3 años por lo que no era consciente de lo que estaba pasando , cuando yo hablaba con Elisa parecía que estaba totalmente loco ya que a primera vista uno ve que estaba hablando solo , y si le deba explicaciones a la gente , mi nivel de locura aparentaría ser mayor , es por eso que tenía que permanecer callado y eso a Elisa le enfadaba , hasta llegar a un punto de comenzar a gritar en mi cabeza y no dejarme pensar. Rebecca fue creciendo y comenzó a ser consciente de lo que estaba pasando, no se llegaba a creer este tipo de cosas , y es totalmente comprensible ya que aparentemente es algo imposible sin embargo yo les puedo asegurar que esto pasó. Todo se podía sobrellevar hasta el momento lo que yo no sabía era que mi propia hija pensaba que yo me estaba volviendo loco , un día decidí acudir al mismo médico que me había instalado la conciencia de Elisa y le pregunté si había algún modo de que el experimento se parase y que Elisa dejase de existir, sin embargo me dijo que no , el matar la conciencia de Elisa supondría un acto ilegal ya que al ser lo único que queda de ella , el eliminarla sería como matarla y que a ojos judiciales , tendría la misma gravedad que matar a sangre fría. 

Volví a mi casa y he de ser sincero , nadie quería ser mi amigo , me encontraba totalmente aislado , hasta mi propia hija me rechazaba y por ello me plantee el hecho de suicidarme , me encontraba en un sexto piso y pensaba que la caída tendría consecuencias peores , afortunadamente no fue así.

Cuando me desperté ya me encontraba aquí, mi hija me había ingresado en este centro psiquiátrico a miles de km de mi hogar y rodeado de gente con la cual es difícil conversar , he de decir que mi hija y yo ya tenemos una relación mucho mejor ya que me visitaba una vez por semana  y que Elisa ya no se encuentra dentro de mi cabeza debido al impacto desde el sexto piso . La mejor noticia es que en 3 días se finaliza el plazo de mi estancia aquí y volveré a mi vida normal rodeado de la gente que verdaderamente me quiere.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s